miércoles, 30 de octubre de 2013

FLASH FLASH SE VISTE DE NOCHE


El restaurante de Núñez de Balboa 75 renueva su decoración y redefine su oferta para adaptarse a las demandas y al ambiente nocturno de la capital

Paredes en negro que arropan e impactan al cliente habitual, luces indirectas y una terraza de invierno recrean un escenario mágico en el que disfrutar del top ten de las mejores tortillas, hamburguesas tipo steak tartar al más puro estilo neoyorquino, una carta de “pancontomatería” y ensaladas do it yourself como platos estrellas para un picoteo informal



Madrid, octubre de 2013.- El Flash Flash madrileño, con sede en el 75 de Núñez de Balboa, renueva la decoración de la sala dotándola de un ambiente más íntimo y acogedor a través de una cuidada iluminación focal, con lámparas de diseño y leds, y de un nuevo rincón, perfecto para las cenas, en el que sus míticas paredes blancas se tornan en negativo con la siempre reconocible silueta de la modelo Karin Leiz destacando sobre un fondo negro. Una atmósfera elegante, intimista y viva que se completa con una nueva barra de cócteles after dinner, un corner de ibéricos con cortador de jamón y una terraza vestida y acondicionada para disfrutar todo el año con mantas, calefactores y cómodos sofás.

LA DIEZ MEJORES TORTILLAS
En lo gastronómico su chef y director, Ignacio de Alfonso, ha dado un giro a la carta aligerando algunos apartados para facilitar la elección del comensal, manteniendo para ello sus especialidades más queridas e incorporando nuevas propuestas para un picoteo alegre e informal. Así, de las 40 variedades de tortillas (su más mítica especialidad) con que contaba originalmente se ha seleccionado el top ten de las más demandadas a lo largo de los cinco años de trayectoria del local. Entre ellas sobresalen la de trufa negra y queso, un greatest hits del que solo en 2012 se vendieron más de 7.000 ejemplares, la Velazqueña, en homenaje a la famosa receta que prepara Nino Reduello en La Gabinoteca, la Merceditas, con bacalao, tomate y cebolla, la de la Panadera, con dados de pan frito, salsa de tomate y queso, la Forastera, con jamón ibérico y setas, o la de las Niñas, de sabor suave a base de muslos de pollo y besamel casera.


HAMBURGUESAS VIAJERAS
Pero pese a la merecida fama de éstas no solo de tortillas vive Flash Flash. Su segunda especialidad más pedida y alabada son las hamburguesas, con tres variedades (la Monty -sólo carne-, la Flash Flash -aliñada con alcaparras- y la Cadillac -con queso y bacon-) cuya receta base se remonta al New York de los años 60. Cecilia, la esposa de uno de los fundadores del mítico Flash Flash de Barcelona, conoció en la gran Manzana un pequeñísimo local, el P.J. Clarke’s, en el que se daba cita la jet set neoyorquina en torno a las mejores hamburguesas de la cuidad. Animada por su adición a este plato, Cecilia profundizó, investigó y finalmente accedió al santuario de suelaboración, para aprender el secreto de una receta que, diez años más tarde, pasaría a formar parte de la carta inaugural del primer Flash Flash (el de Barcelona) y en 2008 de la de Flash Flash Madrid. El secreto de su éxito está la utilización de las partes más nobles de la ternera (aleta y puntas de solomillo), que se trituran y maceran durante varias horas con más de 10 ingredientes, se preparan poco hechas al estilo steack tartar y se sirven, para disfrutarlas al máximo, sin pan.


“PANCONTOMATERÍA” Y ENSALADAS AL GUSTO
Amén de los clásicos de Flash Flash, Ignacio de Alfonso ha creado dos nuevos conceptos pensados para picotear al centro de la mesa y dinamizar las relaciones entre los clientes que se busca alternar: la “Pancontomatería”, una carta por la que cada semana pasan los mejores embutidos y jamones ibéricos (éstos cortados a cuchillo in situ) de las diretes denominaciones de origen acompañados con pan de cristal hecho en casa y tomate, y el Gran Plato de Ensaladas para crear al gusto del comensal a base de 25 ingredientes distintos entre bases, aliños y toppings. Una opción que puede servir de plato único a medio día o ser el entrante de una noche de pura magia y diversión.
Y es que en su apuesta por la calidad Flash Flash ha trabajado en una cuidada oferta de copas Premium y cócteles temáticos (como el Mojito XXL -perfecto para compartir-, la Niña Colada –para los enamorados- o el Angela Merkel -combinado a base de ron y zumos que se presenta en una jarra de cerveza en honor a la canciller alemana-) fruto de la inquietud y la imaginación de su autor.
UNA HISTORIA DE AMOR
Barcelonés de nacimiento y madrileño de adopción, Ignacio de Alfonso es un cocinero hecho a sí mismo que cambió la corbata de auditor por la chaquetilla blanca movido por una historia de auténtico amor. Como gourmet y buen vivant quedó “prendado” en su Barcelona natal del concepto y la filosofía de Flash Flash, una tortillería nacida en los 70 y frecuentada por la jet set de la ciudad condal, y solicitó a la propiedad trasladar la magia del local barcelonés a la capital. Desde entonces ha ido modelando la carta con sus notas personales, con un producto muy buscado que selecciona él mismo de los mejores proveedores y con las demandas, recetas y formatos que reclama el público de la capital.

Dirección: Núñez de Balboa, 75
Teléfono: 91 575 10 10
Precio medio: 25 €
Horario: de domingo a jueves de 13:00 a 24:00 h. Viernes y sábados de 13:00 a 01:30 h. COCINA NON STOP

No hay comentarios:

Publicar un comentario