domingo, 3 de marzo de 2013

PERFECT SERVE DE KETEL ONE


El vodka más recomendado por los mejores bartenders del mundo despliega todos sus matices en una tetera de cobre inspirada en el alambique en que se elabora Ketel One y pensada para compartir en grupo todo tipo de cócteles clásicos y de autor

Ideado por Marian Beke, impulsor de las tendencias mixológicas en Londres, el Perfect Serve de Ketel One llega ahora a los locales más cosmopolitas de Madrid y Barcelona

Madrid, febrero de 2013.- Es el vodka número uno del mundo en Estados Unidos, donde las tendencias apuntan al vodka como el nuevo destilado de moda, y el favorito de los bartenders, según un estudio realizado por la Drinks International Magazine entre los 50 mejores bares del mundo. Ketel One se destila en Holanda desde hace más de 300 años y, a diferencia de otros vodkas, se hace en alambique de cobre discontinuo, en pequeñas cantidades y mediante un proceso de destilación quíntuple que se ha trasmitido a lo largo de once generaciones de una misma familia. Un destilado Ultra Premium que ofrece ahora un novedoso ritual de servicio: el primer Perfect Serve de un destilado pensado para compartir y disfrutar en grupo.



Ideado por Marian Beke, headbartender del londinense Nightjar Bar e impulsor mundial de las tendencias mixológicas, el nuevo Perfect Serve de Ketel One consiste en una tetera de cobre hecha a mano, con base de hielo, y capacidad para hasta cuatro servicios, pensada para compartir desde un refrescante Vodka Tonic o un Grapefruit Julep bien frío hasta el vodka solo congelado, como manda la tradición en Rusia. Un servicio que permite apreciar toda la riqueza organoléptica y versatilidad en coctelería de Ketel One y que representa la artesanía, la autenticidad y hasta los materiales con que se elabora este excepcional vodka holandés.

Un ritual que puede disfrutarse ahora en alguno de los locales más trendy de nuestro país como Le Cabrera, Coctelería Santamaría o Tempo Club en Madrid, Ohla Boutique Bar, Dime, Slow o Suite en Barcelona, El Niño Perdido en Valladolid, La Casa del Bandido en Bilbao, La Cocotte en Málaga, A tu Aire en Valencia o Premier Triana en Sevilla.








LA HERENCIA FAMILIAR DE UN VODKA EXCEPCIONAL
Ubicada en Schiedam, cuna también del brandy y la genever holandesa (origen de la ginebra inglesa), la destilería Ketel One fue fundada en 1691 por la familia Nolet. Un apellido que ha dirigido la casa generación tras generación hasta la décima, representada por su actual propietario y maestro destilador Carolus Nolet, y la onceava, que encarna su hijo Bob Nolet, vicepresidente y heredero de la receta familiar.

DESTILADO HASTA LA PERFECCIÓN
Ketel One debe su nombre al Distilleerketel Nº.1, el alambique original de la destilería que se sigue calentando con carbón desde 1691 y en el que se elabora el vodka en pequeño lotes, seleccionando únicamente el corazón de la destilación, que son testados personalmente y uno a uno por un miembro de la familia Nolet. Un pot still discontinuo y de cobre, como los que utilizan los mejores whiskies de Malta, que aporta redondez en paladar y permite matizar el vodka hasta la perfección, eliminando los componentes no deseados.

RICO EN MATICES Y PERFECTO PARA LA MEZCLA

No hay comentarios:

Publicar un comentario