jueves, 17 de enero de 2013

Este mes de enero, Segundo Alonso, del restaurante La Paloma; Alfonso Figueroa, de Edulis; y el joven Carlos Moreno, del bar Evboca, seguirán teniendo en sus cartas los platos creados con la nueva añada de Monte Blando 2012, el verdejo de Ramón Bilbao


MONTE BLANCO DE RAMÓN BILBAO 2012, EL VERDEJO MÁS VERSÁTIL


Los chefs Segundo Alonso, Alfonso Figueroa y Carlos Moreno han maridado la nueva añada con sus platos, demostrando así que encaja a la perfección con diferentes tipos de cocinas


Durante dos meses se podrá degustar en sus restaurantes la fusión de sabores y texturas con este vino blanco
Monte Blanco de Ramón Bilbao presenta por tercera vez su añada. En esta ocasión, como hizo en la pasada temporada, lo ha querido hacer antes de que termine el año, convirtiéndose en uno de los primeros en dar la campanada para, además, demostrar la versatilidad de Monte Blanco 2012, un vino que es capaz de maridar con diferentes cocinas, yendo desde la más clásica a la más vanguardista. Para ello ha contado con la ayuda de tres prestigiosos cocineros del panorama nacional, como son Segundo Alonso, del restaurante La Paloma; Alfonso Figueroa, de Edulis; y el joven Carlos Moreno, del bar Evboca, que han creado unos platos acordes para la ocasión que refuerzan su condición.
Además, durante dos meses (diciembre-enero) estos establecimientos contarán en sus cartas con estas recetas especialmente creadas para la ocasión, con la idea de que todo el que quiera conocer de primera mano este nuevo vino y su perfecta fusión con los diferentes fogones de los tres reputados cocineros puedan probarlo. Una ocasión única.Monte Blanco 2012 llega con la fuerza que da haber estado precedido de dos excelentes añadas, como fue la de 2010, merecedora del Premio Nariz de Oro como mejor vino blanco de aquel año, dejando patente que este rico verdejo merecía un lugar privilegiado en las vinotecas de los amantes de esta D.O.
Un vino fresco y con equilibrio que pide un nuevo sorbo
El ciclo 2012, también cálido en Rueda, junto con las aguas de primeros de Septiembre, en el momento de mayor demanda por el final de maduración de la uva, fueron providenciales, equilibrando la acidez, lo que ha presentado la cosecha más interesante, por lo que respecta a la calidad de los vinos, en los últimos cinco años.
Recién embotellado en Serrada (Valladolid), en plena Denominación de Origen Rueda, Monte Blanco 2012 es fruto de la unión entre los amantes de la tierra, de su cultivo, de su fruto y de la sabiduría a la hora de elaborar los mejores vinos. Con notas muy características de su variedad verdejo, que supone el 100 % de su composición, predominan las notas anisadas y de flores del almendro, sobre un fondo de heno fresco recién cortado, matices de limones amarillos de Sorrento y sutiles notas tropicales (piña, maracuyá, mango...).
Por fin, después de tres años de trabajo en la zona, se ha logrado una cosecha típica. Los colores dorados de las anteriores cosechas, se ven ahora dominados por notas verdosas y de irisaciones aceradas, que hacen al vino muy brillante.
En boca es vibrante por su juventud, pero al mismo tiempo armado y sabroso, con recuerdo de nuevo de hinojo y frutas exóticas. El retrogusto es vínico, sutil, fresco y con equilibro, que pide un nuevo sorbo, en busca de la explosión de matices.
La personalidad de Monte Blanco se aprecia a simple vista, e incorpora en su imagen principal de la etiqueta el dibujo de un monte que sólo es visible cuando la botella se encuentra a la temperatura óptima para el consumo. A los 10-11 oC se dibujan sobre su etiqueta las líneas en color azul del emblemático monte que da origen a la marca e indica a quienes lo toman que el vino se encuentra a la temperatura perfecta para saborearlo.
Precio: 6 euros
Diciembre y enero, meses Monte Blanco en La Paloma, Edulis y Evboca
Los tres chefs que se han unido para esta presentación contarán durante los próximos dos meses con los platos creados en sus cartas, con el fin de que sus clientes puedan probar esta fusión con Monte Blanco de Ramón Bilbao de 2012.
En el caso de Segundo Alonso la promoción va más allá en La Paloma, y dentro de su menú especial diario, maridará los tres primeros platos con Monte Blanco 2012, y los pescados irán cocinados con el verdejo. Dentro de carta contará también con los dos platos creados para la ocasión, para todo aquel que no quiera marcharse sin degustarlos: unos exquisitos raviolis rellenos de perdiz con boniato, y un cochinillo con crujiente de queso brie, acompañado de puré de manzana.
(La Paloma. C/ Jorge Juan, 39. Tlf. 91 576 86 92)
Por su cuenta, Alfonso Figueroa, de Edulis, creará los jueves de Monte Blanco, donde sus comensales podrán hacer la fusión en su paladar de la ensalada de cigalas envuelta en boletus y un ceviche de ostra y uva cocinado especialmente para la ocasión. (Edulis. C/ Velázquez, 11. Tlf. 91 220 75 19)
Carlos Moreno sorprenderá todos los días de diciembre y enero en EvBoca a su clientela con dos pinchos ideados para Monte Blanco: unas oreo de tinta de calamar, rellenas de crema de chipirón y acompañadas por leche de almendra. La segunda opción demuestra que este vino es tan bueno que uno se puede comer hasta el corcho: para lo que ha diseñado un divertido pincho que representa el corcho de Monte Blanco 2012, relleno de un ceviche de pulpo braseado tipo Dénia, arropado por
un jugo de naranja. (Evboca. C/ Pradillo, 4. Tlf. 91 519 55 64)
Sobre los chefs:
Segundo Alonso – La Paloma
Nacido en Salvatierra Do Miño (1956), su primer encuentro con la cocina data de 1970, cuando comienza a formarse como aprendiz en Bristroquet.
Durante tres años compagina estudios y trabajo. Ya como ayudante de cocina viaja a Menorca, donde hace sus pinitos en el Restaurante Rejalgar, en San Luis. Poco después desempeña las funciones de jefe de partida del Restaurante el Scuadrón, y tras otra temporada de verano en Rejalgar, entra en Ondarreta, de Madrid, como segundo jefe de cocina. De ahí pasaría por las cocinas de El Amparo, como segundo jefe de cocina, ocupando un año después la jefatura para conseguir en 1982 dos Estrellas Michelín.
En 1992 inaugura su propio restaurante, La Paloma, que tras un año recibió una Estrella Michelín. Ha sabido cuidar la calidad y el buen gusto, convirtiendo este local de la calle Jorge Juan en lugar emblemático de la capital.
Alfonso Figueroa – Edulis
Nacido en Madrid, ya desde pequeño y gracias a su madre empezó a sentir atracción por el mundo de la cocina. En 2001 empezó como aprendiz en el Restaurante Guisando a las órdenes de Ramón Ramírez, prestigioso cocinero y premio nacional de Gastronomía 1991. Un año después, consiguió su primer trabajo como cocinero en el Hotel H10 Villa de la Reina. También en 2002, fue Segundo Alonso quien le confió su primera responsabilidad como Jefe de la Partida de Pastelería en el Restaurante La Torcaz.
En los años siguientes desarrolló su labor en distintos restaurantes como La Paloma, el Restaurante NEO o La Broche, que con Sergi Arola como Jefe de Cocina, contaba por aquellos tiempos con 2 Estrellas Michelin. Su afán de aprender nuevas técnicas de cocina le llevó al Restaurante Kabuki donde aprendió los secretos de la cocina Japonesa durante 2008 y 2009.
Carlos Moreno Roca – Evboca
Original de Madrid (1984), este joven se licenció en 2005 como técnico superior en Restauración en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Madrid. Si bien iba para jugador profesional de Rugby, su amor por los fogones le llevó a formarse laboralmente en las cocinas de El Figón de Milagros de Madrid, donde ejerció durante un año como jefe de cocina.
Ya en 2006 trabajó temporalmente de extra en el Grupo Areceli, Arturo y la Blonda, entre otros, para después ser jefe de partida del restaurante Sula, también de la capital. Tras pasar por el Restaurante el Poblet de Dénia, donde veranea, y por las cocinas de Quique Dacosta, en 2009 se trasladó al Restaurante Urkiola Mendi, como jefe de cocina. Actualmente es propietario y chef de EvBoca, con una carta repleta de pinchos de autor, algunos ganadores de los mejores premios nacionales.
Sobre Monte Blanco de Ramón Bilbao
Con su presencia en Rueda, Ramón Bilbao traslada su filosofía, su amor por el vino por encima de todo, a un entorno colmado de privilegios. Sus gentes, su naturaleza exuberante y generosa, el saber histórico... un pleno de virtudes donde basta dejarse llevar por la razón para alcanzar un propósito pleno. En este caso, un buen vino blanco.
Y es en estas tierras, en el municipio de Serrada, en plena Denominación de Origen Rueda, donde ha surgido una fértil unión entre los amantes de la tierra, de su cultivo, de su fruto, y la sabiduría a la hora de elaborar los mejores vinos. Monte Blanco es obra de todo ello. www.bodegas-monteblanco.es
Sobre Ramón Bilbao Vinos y Viñedos
Bodegas Ramón Bilbao fue fundada en 1924 por Ramón Bilbao Murga, un cosechero avanzado, pionero en el arte de la crianza de vinos. En 1999, la empresa familiar Diego Zamora, S.A. uno de los mayores grupos de bebidas en España, adquiere las bodegas e inicia un nuevo programa de modernización y adecuación de sus instalaciones.
El desarrollo de vinos de alta calidad, y la innovación, respetuosa con la más pura tradición riojana, representada por la trayectoria histórica de los vinos de Ramón Bilbao, son las señas de identidad de esta empresa emblemática de la Rioja Alta. www.bodegasramonbilbao.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario