martes, 31 de mayo de 2011

ELENA ARZAK Y PEPE RODRIGUEZ REY PREMIO NACIONAL DE GASTRONOMÍA 2010

Mi más cordial enhorabuena a ambos.A Pepe no le conozco personalmente pero a Elena sí y es una excelente profesional además de una persona cálida y acogedora que para mí es algo muy importante.



§ El estrella Michelín de Illescas ha sido galardonado con el Premio Nacional al Mejor Jefe de Cocina del Año, otorgado por la Real Academia de Gastronomía Española

§ Una distinción que ha compartido ex aequo con Elena Arzak y que supone el reconocimiento definitivo a sus más de tres décadas de trayectoria profesional

Madrid, 31 de mayo de 2011.- Contento, agradecido y “un poco abrumado”. Así es como Pepe Rodríguez Rey, alma mater del restaurante El Bohío en Illescas (Toledo), ha recibido el que sin duda supone el máximo reconocimiento culinario a nivel nacional. El Premio Nacional de Gastronomía le llega apenas veinte días después de recibir, el pasado 9 de mayo, el Premio Chef Millesimé y suma una nueva distinción al palmarés de un chef que ha conseguido elevar la cocina manchega hasta sus más altas cotas a golpe de imaginación, constancia y saber hacer.

Tercera generación de una familia de hosteleros natos, entusiasta discípulo de Martín Berasategui y precursor de nuevas tendencias, Pepe Rodriguez Rey es sin duda uno de los máximos representantes de la alta cocina española tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. En su restaurante El Bohío, que dirige junto con su hermano Diego -al frente de la sala- y donde ostenta una estrella Michelín desde 1999, el chef toledano desarrolla un estilo muy personal en el que tradición castellana y vanguardia creativa se dan la mano en perfecta armonía. Platos basados en recetas de antaño, como el atascaburras o el ajoarriero, y en excelentes materias primas de origen y temporada, se presentan al comensal en originales, equilibradas y sensatas composiciones que denotan el magistral dominio de la técnica de este genio de los fogones. Un estilo que hecho que un restaurante familiar, alejado del circuito gastronómico y ubicado en un pueblo de apenas 12.000 habitantes, sea hoy una de las principales referencias culinarias del país y centro de aprendizaje por excelencia de las nuevas generaciones de cocineros.

El nuevo Premio Nacional de Gastronomía, que también es propietario y chef del restaurante Casa del Carmen en Olías de Rey y asesor gastronómico del Grupo Fuentepizarro, dice sentirse “encantado” de que se reconozca su trabajo de una manera “tan generosa” y asegura que “ahora lo importante es seguir esforzándose por hacer feliz a la gente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario